Blas Sánchez imparte un taller musical entre alumnos de 6 años

Este martes, 16 de mayo, el maestro Blas Sánchez inicia un taller musical destinado a alumnos de segundo de curso de colegios; y lo hace en el CEIP de Arrecife. El proyecto tiene una duración de poco más de dos semanas. Se impartirá cada día en un colegio distinto de la ciudad.

Esta actividad la organiza la Orden del Cachorro Canario en Lanzarote dentro de los actos conmemorativos del Día de Canarias 2017, y cuenta con la colaboración con la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Arrecife.

El objetivo principal es dar realce a la conmemoración del Día de Canarias en la ciudad de Arrecife, implicando a los niños y niñas de unos 6 años de edad, así como a la comunidad educativa en general. Los pequeños realizarán un encuentro conjunto al final de los talleres, previsto para finales de mes.

BLAS SÁNCHEZ

Blas Sánchez es un referente fundamental en el ámbito cultural y musical canario. Su personalidad le ha permitido desarrollarse en múltiples campos, desde que, siendo muy niño, comenzó a introducirse en la música popular que se hacía en la Villa de Ingenio, donde nació en 1935. Comenzó posteriormente un itinerario ortodoxo estudiando solfeo y violín. Termina su carrera en el entonces Conservatorio Profesional de Tenerife, con las máximas calificaciones, y, en 1956, se traslada a Madrid, becado por el Cabildo Insular, para seguir cursos de perfeccionamiento. Pero es en París donde despliega una intensa carrera como profesor de guitarra y música de cámara.

El afamado es Hijo Predilecto de Gran Canaria – 2007 y Medalla de Oro del Gobierno de Francia. Ambos galardones reconocen los méritos contraídos en el mundo de la música tradicional y clásica de cuerdas. Ha situado su  municipio natal  en un primer plano de la música a escala internacional con sus Festivales Internacionales de Guitarra, Violín y Timple.

Se encargó de iniciar, cambiar y renovar la enseñanza musical durante treinta y ocho años. La construcción de un nuevo instrumento, que llamó Guitarrarpa, que consta de trece cuerdas y una afinación propia, le permita ir a la búsqueda de otras sonoridades y otras tímbricas. Su estancia parisina  cristalizó en casi 2.000 obras. Desde su regreso a las Islas, se dedica a la conservación y mejora de su patrimonio en la sede de la Fundación que lleva su nombre, que se ha convertido en un centro de encuentros culturales.

Blas Sánchez ha entregado su vida a la música, siendo trovador, compositor y tocador de guitarra, timple, laúd, armonio y piano, escultor, restaurador y pintor desde su niñez. Es el alma de la Fundación Blas Sánchez, creada en 1995 por el Ayuntamiento de Ingenio.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies