Un ferry de Naviera Armas se estrella contra un muelle del Puerto de La Luz

El buque de pasajeros Volcán de Tamasite, de la Naviera Armas, se estrellaba en la tarde del viernes de forma sorprendente contra el muelle Nelson Mandela, en el Puerto de La Luz y Las Palmas de Gran Canaria.

Con algo más de 130 pasajeros a bordo, y tras el supuesto fallo eléctrico que afectó al suministro de energía de la embarcación, según ha explicado la empresa, el ferry fue a parar contra la parte exterior del muelle, minutos después de iniciar la ruta entre Gran Canaria y Tenerife.

Las primeras estimaciones apuntan a que la ausencia de potencia en los motores del buque hizo que sus gobernantes perdieran el control en la maniobrabilidad y que, finalmente, poco después de que zarpara, fuera arrastrado por la mar y terminara de forma accidentada estrellándose contra los bloques de hormigón.

Se han producido importantes daños materiales y, según ha informado el Centro de Coordinación y Emergencias (Cecoes) 112 del Gobierno de Canarias, en el siniestro resultaban heridos -la mayoría de levedad- una decena de pasajeros. Algunos de ellos fueron hospitalizados con distintas afecciones leves.

Tras el accidente, el ferry fue remolcado hasta el mismo muelle Nelson Mandela, de donde salió. Allí desembarcaban los pasajeros poco después de las 21:00 horas. Algunos de ellos se mostraban especialmente nerviosos tras el accidente y casi dos horas de incertidumbre, según los testigos, que apuntan hacia autenticas escenas de pánico entre el pasaje. La caída de escombros en el muelle no provocó daños personales, afortunadamente, aunque aplastó dos vehículos que estaban allí aparcados (imagen inferior).

Provocó una mancha de combustible de 1/2km de ancho y 3km de largo en el mar

Sin embargo, el accidente provocó la rotura de varias tuberías de transporte de combustible, que se vertió al mar. A las 23:00 horas, cuando la mancha alcanzaba unos 500 metros de ancho por 3 kilómetros de largo, Capitanía Marítima activó el Plan Marítimo Nacional.

Ante esta situación, el Gobierno de Canarias convocó al CECOP (Centro Coordinador Operativo) coordinado por la directora general, Nazaret Díaz, desde las salas del 1-1-2 Canarias en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife.

Como medida preventiva se acordó interrumpir la actividad de la desaladora de la capital grancanaria. Esta incidencia provocó el corte temporal del suministro de agua en el barrio de Jinámar.

Tal y como dispone el PECMAR, se convocó una reunión a las 03:00 horas de la madrugada a la que asistieron responsables del Cabildo de Gran Canaria, representantes de los ayuntamientos y policías locales de Las Palmas de Gran Canaria y Telde, Bomberos de la capital, Emalsa y Gobierno de Canarias (Salud Pública, Medio Ambiente y Dirección General de Seguridad y Emergencias), donde se acordó activar los recursos necesarios para dar una respuesta adecuada a la gestión de la emergencia de manera coordinada entre todas las administraciones implicadas.

La mancha se mantiene este sábado en la bahía capitalina y poco a poco, según los cuerpos de emergencia, se ha ido dispersando, de manera que alcanza unos tres kilómetros de largo y 500 metros de ancho, aunque menos de la mitad es combustible y además apenas alcanza un grosor de un milímetro.

Las autoridades esperan que entre el sábado y el domingo se evapore.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 24 abril, 2017

    […] el choque del ferry de la compañía Naviera Armas contra el dique Nelson Mandela, y la consiguiente rotura de tuberías del suministro de combustible del puerto, la […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies