Trujillo confía en los medios de la Isla para afrontar la sobrecarga hospitalaria

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, explicó hoy en Lanzarote que el hecho de decretar el nivel 4 de alerta es una medida con la que pretenden adelantarse a la progresión del virus, y viene dada fundamentalmente por la sobrecarga del sistema hospitalario de la Isla, “indicador que se ha acelerado en las últimas semanas de manera exponencial”.

Trujillo alabó el papel de la Gerencia del Hospital José Molina Orosa y los profesionales sanitarios de la isla, que “han elaborado un Plan de Contingencia que no solo garantiza una respuesta eficaz y eficiente al día a día del virus, sino a todos los escenarios futuros que se puedan presentar”.

El consejero explicó la “singularidad” del caso de Lanzarote, “una isla que ha disparado sus registros en un archipiélago que presenta los mejores indicadores de todo el territorio nacional y que ha sido capaz de reducir el nivel de alerta 3 en Tenerife durante las fiestas de Navidad”; y pidió la complicidad individual y colectiva de toda la sociedad para doblegar un virus que amenaza a todo el planeta”.

El consejero de Sanidad también informó hoy en Lanzarote de que “se está vacunando a la población a un muy buen ritmo”, y que “la próxima llegada de vacunas de otras farmacéuticas permitirá inocular unas 10.000 vacunas diarias en todo el archipiélago”.

“No es momento de reproches”

El consejero compareció hoy junto a la presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, para analizar la situación epidemiológica en Lanzarote y explicar el contenido de las medidas contempladas en el nivel de alerta 4 en el que entrará la isla en las próximas horas.

María Dolores Corujo agradeció “la valentía” del equipo de Sanidad y del Gobierno de Canarias: “No es fácil para ningún responsable público proponer la adopción de medidas tan drásticas que conjuguen la protección irrenunciable de las personas con el mantenimiento de un cierto grado de normalidad, también irrenunciable. A pesar del cansancio acumulado durante los últimos meses y de esa sensación de no poder ya más” explicó Corujo, “es imprescindible que cumplamos con esta nueva normativa pensada para disminuir las ocasiones de contagio y proteger a nuestra gente, a la espera de las vacunas que nos devuelvan la normalidad que tanto extrañamos”.

Corujo entiende que “no es momento de reproches y sí de aprender de los errores cometidos para revertir esta situación. Bajamos la guardia durante las fiestas navideñas, lo que abrió las puertas a un virus que está acabando con la vida de personas de nuestro entorno y que amenaza con colapsar nuestro hospital y acabar con la resistencia de nuestros profesionales sanitarios, que están viviendo el día a día al límite de sus posibilidades”. Corujo apeló a la “madurez y la responsabilidad” de la sociedad insular para “hacer un último esfuerzo y afrontar este desafío a nuestro modelo de vida”.

La presidenta finalizó su intervención asegurando “estar convencida de que la suma de todos los esfuerzos, los de la gente y los que hacen las administraciones, nos permitirán frenar la expansión de la pandemia”, dijo.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. 23 enero, 2021

    […] otro lado, en cuanto a la presión hospitalaria, en la actualidad en el Hospital General lanzaroteño hay ingresados 42 enfermos en la planta Covid, mientras que otros 11 graves de la […]

  2. 23 enero, 2021

    […] Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha iniciado la recopilación de información en relación a la vacunación […]

  3. 27 enero, 2021

    […] enero, el fallecimiento por coronavirus Covid-19 durante la jornada de un paciente ingresado en el Hospital Doctor José Molina Orosa de […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies