Somos pide acción al Consorcio en el conflicto laboral de Canal Gestión

El portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo, Tomás López, ante la tensión laboral existente en Canal Gestión Lanzarote, ha pedido a la empresa “que ponga fin a las políticas laborales fraudulentas”, afirma, “ante los reiterados incumplimientos del convenio colectivo del sector así como por la intención de despedir a 69 trabajadores cuyos contratos han sido declarados “en fraude de ley” por la Inspección de Trabajo”.

Desde Somos Lanzarote confirman que requerirán la intervención del Consorcio Insular del Agua ante el conflicto laboral abierto, recordando que se trata de un servicio público estratégico y que el propio pliego, a través del cual se adjudicó a Canal de Isabel II la gestión del agua, exige “estudio justificativo y aprobación por parte de la dirección técnica del Consorcio” para realizar “cualquier modificación en las estructuras organizativas que pudiera afectar a la estructura y número de personal”, según extraen del documento.

En este sentido, el portavoz de Somos Lanzarote ha pedido al presidente del Cabildo y del Consorcio Insular del Agua, Pedro San Ginés, que sea “firme a la hora de exigir a la empresa el cumplimiento de la legalidad y que abandone la actitud de indiferencia, cuando no de complicidad, ante los reiterados incumplimientos del convenio y de las normas laborales por parte de Canal Gestión”, aseguraba este jueves.

Tomás López.

Se está poniendo en riesgo un servicio básico para la Isla como la potabilización y distribución del agua, a pesar de la gran responsabilidad demostrada por los trabajadores y trabajadoras, que llevan meses tratando de llegar a acuerdos con la empresa; acuerdos que solo reivindican el cumplimiento de las leyes y el convenio colectivo, y que no han encontrado una actitud de firmeza por parte de las administraciones públicas que tienen entre sus obligaciones garantizar el suministro de este recurso”, señaló Tomás López.

Y es que, a juicio de Somos Lanzarote, “el intento de despido de 69 trabajadores que se encontraban contratados por “obra y servicio”, a pesar de realizar tareas habituales y fijas dentro de la empresa, es un intento de camuflar un expediente de regulación de empleo de manera fraudulenta”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies