Somos Lanzarote afirma que los universitarios de la Isla sufren “doble insensibilidad”

Una moción presentada por Somos Lanzarote pretende mejorar los servicios ofrecidos a los estudiantes universitarios que cursan formación en la isla. Esta moción, que se debatirá en el primer pleno de septiembre, incluye 15 puntos que pretenden dar “mayor calidad y dignificar las condiciones de estudio en aspectos claves como becas, formación extraescolar y de idiomas, bibliotecas o transporte”, aclaran.

A juicio de esta formación, los estudiantes lanzaroteños más que “la doble insularidad” sufren una “doble insensibilidad”, tanto de las instituciones académicas, centralizadas en las islas capitalinas, como de las propias instituciones de la isla, que no se esfuerzan en dotar a Lanzarote de los servicios y proyectos que merece.

“En Fuerteventura, sin ir más lejos, hay acuerdos con el cabildo para que la Universidad de Las Palmas (ULPGC) imparta cursos de chino o estudios propios para jóvenes y adultos. En Lanzarote en cambio estas oportunidades no existen, como tampoco hay un fondo bibliográfico público que permita estudiar sin un sobrecoste en libros de texto, ni un servicio de guaguas específico hasta la Escuela Universitaria de Tahiche”, apunta Tomás López, portavoz de Somos (en la imagen).

Idiomas, formación continua y para adultos

La ULPGC, con presencia en Lanzarote, ofrece programas formativos, como “Peritia et Doctrina”, diseñado para la formación cultural de los mayores, u otros como el “Diploma de Estudios Canarios” y el “Diploma de Estudios Africanos”. Todos ellos se imparten en Fuerteventura, pero no hay acuerdos para que se cursen en Lanzarote.

Tampoco se pueden beneficiar los estudiantes lanzaroteños de los cursos impartidos por esta universidad junto al Instituto Confucio, de lengua china, o el Instituto Kingse Hong, de lengua coreana, denuncian desde la formación.

Además, y para apoyar a la formación para el empleo, se exige entablar acuerdos con las universidades canarias y sus fundaciones para impartir formación continua y estudios de posgrado, “especialmente dirigidos a nichos de formación y empleo como las energías renovables, el turismo, el emprendimiento, la innovación o la calidad ambiental”.

Una de las quejas expuestas es que las becas y ayudas del cabildo llegan tras finalizar el curso, por lo que se solicita una modificación de los plazos para que la aportación tenga utilidad durante los meses lectivos.

Además, se pide que los estudiantes que cursan estudios en Lanzarote puedan acogerse a ayudas al transporte en caso de participar en algún programa de movilidad entre universidades que exija abandonar la isla, como los programas Erasmus y Séneca.

Otra de las propuestas es que “la Isla merece unos servicios bibliotecarios “homologables a cualquier zona universitaria, teniendo en cuenta los estudios presenciales y a distancia que se cursan, así como la gran cantidad de universitarios que permanecen en Lanzarote durante sus vacaciones. Por ello se exige una reestructuración de la biblioteca insular, que incluya la ampliación del fondo bibliográfico y de las salas de estudio, así como de los horarios durante las épocas de exámenes.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies