Seis personas son detenidas en Lanzarote relacionadas con la mafia georgiana

La Policía Nacional y la Garda Siochana Irlandesa, en una operación conjunta coordinada por EUROPOL, han desarticulado una organización dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos georgianos mediante documentos falsos, con el objeto de cometer delitos en distintos países, según sostienen los investigadores.

Los agentes han detenido a cinco personas: tres de los cabecillas de la organización en Dublín (Irlanda) y dos en Barcelona.

La investigación permitió además la detención de decenas de ciudadanos georgianos por falsedad documental en diversos aeropuertos españoles; entre los que estaba el de Lanzarote, donde fueron arrestadas seis personas, según explican desde la Policía Nacional.

Además se detenían en otros aeródromos a más de 100 investigados: Madrid (11), Barcelona (35), Alicante (6), Valencia (5), Murcia (5), Málaga (1), Santiago de Compostela (8), Gran Canaria (2), Santander (13), Palma de Mallorca (7), Tenerife Sur (5), Fuerteventura (3), Girona (3), Reus (1) y Bilbao (1)-; y en terminales francesas, italianas y portuguesas.

Todos los detenidos formaban parte, presuntamente, de las células dedicadas a los robos en domicilios y son, a juicio de los investigadores, los responsables de gran parte de los robos en domicilios cometidos en España, y gran parte de Europa, durante los últimos 15 años, siendo lideradas por “Ladrones en Ley”, rango más alto en el crimen organizado ex soviético.

Robos en toda Europa

Durante la investigación se han detenido a 125 ciudadanos georgianos con documentación falsa en distintos aeropuertos de España, Francia, Italia y Portugal que, presuntamente, tenían el objetivo de cometer delitos contra el patrimonio en domicilios y comercios de toda Europa, según sostienen los investigadores.

En los registros se han intervenido en torno a 300 documentos falsos de diversos países de la Unión Europea, útiles para falsificación, numerosos ordenadores y smartphones, resguardos de envíos de dinero, múltiples tarjetas de crédito, billetes de avión y agendas con anotaciones y contactos.

Cabecillas asentados en Dublín

La investigación se inició cuando agentes de la Policía Nacional detectaron una organización dedicada a favorecer el tránsito por diversos aeropuertos europeos de ciudadanos georgianos con documentación falsa.

El fin de estas personas era, presuntamente, cometer delitos contra el patrimonio -robos con fuerza y hurtos en domicilios y comercios- y las identidades falsas les eran proporcionadas por la red criminal para desplazarse por distintos países de la Unión sin ser identificados.

Los miembros de la organización captaban en Georgia a jóvenes que pretendían huir de su país buscando un futuro más próspero en Reino Unido o Estados Unidos. Para ello, viajaban en avión a distintos aeropuertos europeos con pasaportes georgianos válidos para entrar en el espacio Schengen.

Los cabecillas de la organización se habían establecido en Dublín, desde donde distribuían los documentos falsos de diversos países de la Unión Europea por correo o a través de un intermediario.

Estos últimos residían en Georgia, y solo se desplazaban a Europa cuando debían participar en el tráfico de alguna persona o grupo, realizando parte del trayecto con el traficado o bien ayudándoles en la gestión del billete de avión o el alojamiento.

En otras ocasiones los traficados eran recibidos en el país de tránsito por otro contacto de la organización, miembros esporádicos que ejercían el papel de “agente de viajes” y le ayudaban con alojamientos y billetes hasta su partida al destino final con la identidad falsa.

Operativo coordinado por EUROPOL

Una vez analizada toda la información, los agentes establecieron un dispositivo conjunto con la policía irlandesa coordinado por EUROPOL. Para ello se desplazaron varios agentes españoles hasta Dublín donde se arrestaron a los tres principales cabecillas de la organización y se realizaron dos entradas y registro de viviendas. Además, en Barcelona se arrestaron a los contactos de la organización en España. Todos los detenidos son de nacionalidad georgiana.

En el operativo realizado en Dublín se realizaron dos registros en domicilios donde se intervinieron unos 300 documentos falsos de diversos países de la Unión Europea, útiles para falsificación, numerosos ordenadores y smartphones, resguardos de envíos de dinero, múltiples tarjetas de crédito, billetes de avión y agendas con anotaciones y contactos.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies