Cómo explicar la contaminación fecal del agua en un lugar sin saneamiento

Salud Pública ha confirmado la hipótesis de muchos vecinos de Nazaret: la mezcla del agua de consumo con aguas fecales -y eso que en el pueblo no hay saneamiento- fue la causa de la contaminación del agua de sus casas. Eso lo confirmaba esta tarde la Dirección General de Salud Pública, que informó que el motivo de la restricción al uso y consumo en Nazaret y Las Cabreras “se realizó tras comprobar” que el líquido tiene “contaminación fecal”.

El asunto de la contaminación fecal en la red de abastos en esta zona se lo explicábamos esta mañana, cuando apuntábamos hacia las pequeñas plantas de tratamientos de aguas fecales que tienen algunos vecinos en sus viviendas. Una incorrecta manipulación de las tuberías y enlaces, puede derivar en el vertido de parte de la red fecal de una vivienda en la red de abastecimientos. No es sencillo, pero puede pasar si no contamos con un profesional, nos confirmaban los entendidos esta mañana. Pero esta circunstancia no está confirmada.

Lo que sí está claro es que Salúd Pública se encontró en los análisis la bacteria “E.colie”, lo que provocó la restricción inmediata ya que “no es apta para el consumo humano porque supone un riesgo grave para la población”.

A las 15:00 horas de este miércoles estaba previsto otro análisis del agua, señalaba el alcalde de Teguise esta mañana, pero Salud Pública aclara que la restricción “se mantendrá hasta que se verifique la situación sanitaria de las instalaciones”.

Salud Pública defiende la toma de decisiones

La Dirección Insular sanitaria defiende su gestión señalando que entre sus competencias la vigilancia sanitaria a realizar por el área de Salud”; pero por otro lado están las responsabilidades de Canal Gestión, de control de la red, y del análisis que el Ayuntamiento hace del control del grifo del consumidor.

Salud Pública deja claro que es Canal Gestión quien debe comunicar “de forma inmediata estas restricciones a la población, al municipio y a otros gestores afectados, en su caso”, y tomar “las medidas necesarias para asegurar la restitución de los criterios sanitarios de las instalaciones del abastecimiento y de la calidad del agua”.

“Una vez identificada la causa que originó la contaminación, adoptadas las medidas correctoras y tomadas las muestras de agua que confirmen la ausencia de alteraciones, el área de Salud valorará el cierre de la situación de incumplimiento”, añade.

Salud Pública “ordenará toma de muestras adicionales, valorará documentación acreditativa de las condiciones sanitarias que puedan estar relacionadas, así como cualquier otra que se considere oportuna para minimizar las consecuencias del episodio en la salud de la población y verificar que la restitución del suministro de agua se realiza con total garantía sanitaria”.

Información relacionada: Quejas y desconfianza tras la restricción del agua en Nazaret y Las Cabreras.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies