Podemos se opone a pagar con fondos majoreros un posible soterramiento

El grupo Podemos en el Cabildo de Fuerteventura apoyó la declaración institucional del Cabildo con la que se ha paralizado un trazado de la línea de alta tensión, pero la formación morada lo entiende como una “pírrica victoria” y califica de “sorprendentes”  las “medallas” que se han puesto por ello tanto el presidente del Cabildo como el alcalde de Pájara, “cuando son sus políticas, con la complicidad del Gobierno de Canarias, las que han permitido a Red Eléctrica campar a sus anchas por el paisaje majorero”, explica el consejero Gustavo García. “Como guinda el gobierno Canarias ha recurrido un auto judicial en contra de la demanda e intereses del cabildo”, subraya.

Nuestra postura va mucho más allá de una pequeña discrepancia de trazado en uno de los tramos, el nuevo tendido de alta tensión supone abrir una cicatriz innecesaria en el paisaje majorero, es un atentado paisajístico y medioambiental que viene a perpetuar un modelo de energía caduco, y es, además, una estafa, porque la Ley marca la preferencia a hacerlo por terrenos públicos pero lo evitan para no pagar impuestos, prefiriendo las expropiaciones intimidatorias con vecinos y vecinas desprotegidas”, denuncia el consejero.

Por eso, Podemos critica que el propio Marcial Morales haya propuesto que el Cabildo asumiera los costes de soterramiento de un tramo de la línea. “Es decir, con el dinero de todos los majoreros y majoreras, sin siquiera evaluar la envergadura de la actuación, ni su coste y para beneficio de un gigante del Ibex35, cuando no es de su competencia. El coste de soterramiento puede llegar ser del orden de 8 a 10 veces superior a la opción aérea y la obra nada tiene que ver con el suministro eléctrico de la población majorera, para lo cual se seguirá utilizando la red antigua de 66 kV”, explica García.

Exponen que la nueva línea de 132 kV, que discurriría desde Mácher (Lanzarote) y Matas Blancas (Fuerteventura) ha sido segmentada en cinco tramos, tratándose a cada uno de ellos como un proyecto independiente, algo que al parecer, entra en colisión con la normativa comunitaria, siendo este, uno de los argumentos esgrimidos por el Cabildo para la paralización de la red.

Sin embargo, la formación morada cuestiona que el presidente Marcial Morales, hubiera actuado con el mismo celo en el caso de haberse aceptado su opción de soterramiento en ciertos tramos. “Seguramente se hubiera seguido adelante con la línea, obviándose que la división del trazado en cinco tramos, tratando a cada uno de ellos como un proyecto independiente supone ir en contra con lo establecido por la UE”, señala García.

Según el consejero, el presidente del Cabildo entra en contradicciones cuando el 1 de abril del año pasado, declaraba en una noticia de la web de la propia institución que el pretendido nuevo tendido de 132 kV dará garantía a la red de transporte eléctrico de Fuerteventura, y permitirá una mejor penetración desde cualquier punto a cualquier punto de las energías renovables. “Ahora parece que al fin ha entendido, que todo esto está garantizado con la línea de 66 kV”, sentencia García.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 3 febrero, 2017

    […] insular aplaudió la decisión del grupo de Gobierno (PSOE, CC y PIL) y del plenario conejero de solicitar el soterramiento de la línea “en las proximidades de los núcleos urbanos, y en todo el trazado si es […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies