Pastos mejor que pienso y forraje

El verde gana enteros en una isla agradecida como Lanzarote después de varios días de pequeños chubascos; caracterizados además por haber sido suaves, alternados con esas horas de sol que el vegetal aprovecha.

Los que han tenido la fortuna de disfrutar de días de vacaciones durante la pasada semana, lo comprobaron si pasearon por algunos de los lugares rurales de la Isla.

Las intermitentes lluvias del otoño han propiciado también que los rebaños lanzaroteños pasten en lugares que habitualmente no son transitados por los animales. Así que no será extraño que estos días nos topemos con estampas como esta, en este caso captada muy cerca de la carretera, en Las Cabreras.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies