Los plazos no acompañan en un nuevo orden de la “joya geriátrica” insular

Los diputados lanzaroteños Astrid Pérez (PP) y Marci Acuña (CC-PNC) discutían en la comisión parlamentaria de Sanidad aspectos sobre la gestión llevada en la integración del Hospital Insular de Lanzarote dentro del Sistema Canario de Salud, un asunto con décadas de historia y que quizá perdió una buena oportunidad de cuajar aquel año 2000. Luego, en 2015, pareció abrirse un nuevo camino.

Desde entonces, con distintos partidos en la responsabilidad sanitaria regional, el futuro de los 170 trabajadores del Centro lanzaroteño sigue pendiente de un acuerdo, que pareció acercarse tras el convenio firmado en marzo de 2015. Pero los trabajadores desconfían… Precisamente por ser una estructura geriátrica potente la lanzaroteña, creada desde hace años; ello exige más atención, vienen a argumentar.

La previsión inicial era que en el último trimestre de este año se sellara un nuevo paso en este culebrón, pero los gestores actuales no son capaces de asegurarlo. Astrid Pérez definió este retraso como un “incumplimiento por parte del Gobierno de Canarias, y resulta absolutamente vergonzante, máxime cuando existió un compromiso expreso de CC y PSOE de llevar a cabo el proceso a lo largo de este ejercicio”, comentó luego.

Una integración conveniada, pero retrasada

Lo cierto es que Marci Acuña, en la comisión, le espetaba a la líder popular que no eran momentos de reproches, “porque ella y su partido tampoco iban a salir bien retratados”, refiriéndose a que entre 2007 y 2010 tuvieron responsabilidades en el Área de Sanidad, y “no salió nada de esto adelante”, le dijo.

Desgraciadamente, el tiempo nos ha dado la razón y detrás de aquel acuerdo firmado en marzo de 2015 no existía una voluntad real del gobierno por asumir este servicio sino un mero interés electoral por parte de las dos formaciones políticas a escasos meses de los comicios locales”, aseguraba luego Pérez.

El pasado 20 de noviembre se produjo la primera reunión entre ambas instituciones (Cabildo de Lanzarote -gestor del Centro- y Servicio Canarrio de Salud) para analizar las cuestiones relativas a la integración.

Marci Acuña.

Marci Acuña.

Jesús Morera es el consejero de Sanidad del Gobierno; y esta mañana no podía asegurar los plazos como figuraban en el convenio de 2015, marcando las condiciones del edificio como una de sus taras.

Astrid Pérez, esta mañana.

Astrid Pérez, hoy.

Pero aún así, para el diputado Marcia Acuña “este es el camino a seguir para lograr una solución satisfactoria para un Centro cuyas bondades conocemos todos”.

Acuña defendió que es precisamente en este marco donde debe situarse la negociación, “y no valen reproches ni lamentos” que no aportan soluciones. Apostilló que se trata de “un asunto de Legislatura en el que debemos estar todos”, tendente a la integración funcional del personal sanitario, anotando que “debemos avanzar en el desarrollo de la geriatría en Lanzarote en torno a este edificio”. Recordó que el Cabildo insular destina unos ocho millones de euros a este servicio “esencial”, que es factible la integración porque “no costará dinero”, dejando en un segundo plano, “por ahora”, las cuestiones en torno al edificio, “que se acometerán, pero que no pueden retrasar la integración”. Se trata, dijo, “más bien de una voluntad política” en las negociaciones, que espera sellar por completo durante esta Legislatura.

(Por S.H.M).

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies