Los estibadores irán a la huelga este lunes tras la ruptura con la patronal

Se truncó la reunión convocada entre los estibadores y la patronal Anesco para encontrar un punto de entendimiento que garantice el empleo. Tras el encuentro de este jueves, los sindicatos de estibadores señalan que la única herramienta legal que les queda a los trabajadores para lograr que las empresas asuman el “compromiso adquirido” es ejercer su derecho a la huelga los días que ya estaba convocada, y presentar en las próximas horas un nuevo preaviso para las semanas venideras.

La patronal ha dado un giro con respecto al planteamiento hecho la pasada semana y ya no se compromete con la subrogación de los trabajadores”, explica Antolín Goya, coordinador general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, organización de trabajadores con el 80% de representación en la estiba y que, en esta ocasión, habla en nombre de todos los sindicatos.

El principio de cualquier negociación colectiva es tener claro quiénes son los empresarios y quiénes los trabajadores. Después de este cambio de discurso de la patronal no sabemos si, finalmente, somos o no nosotros los trabajadores de sus empresas. Eso es lo que tenemos que saber, de manera fehaciente, para poder negociar. Lo que exigimos es que cumplan con la palabra dada y garanticen todos los puestos de trabajo y también que  se comprometan a formar parte de los Centros Portuarios de Empleo”, continúa Goya.

La única herramienta legal que, dadas las circunstancias, les queda a los trabajadores para lograr que las empresas asuman el principio de acuerdo dialogado es ejercer el derecho a la huelga que ya estaba convocada, los días 5, 7 y 9 de junio; a la que sumarán paros en las semanas venideras, cuyo preaviso se enviará, previsiblemente, mañana.

En el preaviso anterior también se contemplaba la huelga durante el día de mañana, 2 de junio, pero no ejercerán este derecho, para no faltar al compromiso -dicen- dado de normalización de la situación durante toda esta semana para favorecer el buen clima en la negociación. “No cabe duda, nos sentimos engañados”, sentencia Antolín Goya.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies