La UD Lanzarote no pudo desarmar al Arucas CF (1-1)

Unos 250 espectadores acudieron este domingo a apoyar a la UD Lanzarote en el choque que lo medía en la quinta jornada liguera al correoso y, sobre todo, ordenado Arucas CF, en la Ciudad Deportiva.

Los pupilos de José Juan Almeida cedieron de forma descarada el balón al conjunto local, una UD Lanzarote que comenzó bien pronto a acercarse por banda derecha al área rival pero no tuvo acierto en los últimos pases.

Sin embargo, en los primeros 20 minutos, las más claras ocasiones fueron, en sendas contras, para el conjunto grancanario. Las dos estuvieron protagonizadas por el delantero Moisés; y en las dos el ariete encontró respuesta acertada del portero lanzaroteño, Agoney.

Avisó el Arucas CF para luego no errar en la siguiente llegada con peligro; en otra nueva entrada por banda izquierda, un centro que le llegó a los pies de Iván Suárez, en el punto de penalti, y que fusiló a bocajarro a un vendido Agoney.

Los nervios  y las primas parecían entonces  apoderarse de la UD Lanzarote, que no hilvanaba juego en la media y perdía con mucha facilidad la pelota. Pero insistió.

Y la más clara ocasión de la primera media hora cayó del lado lanzaroteño, y sólo la pierna de un defensa, bajo palos, evitó que Toñito embocara un remate colocado, después de que el portero aruquense, Óliver, rechazara un disparo claro de Rosmén en área. Poco después llegaría la igualada “rojilla”: un saque de falta que hacía Miguel desde el franco derecho del ataque local (min.33), enviando  la pelota al segundo palo para que Kennedy, bien colocado y libre de marca, cabeceara dentro el primero de la UD Lanzarote.

Llegar con empate a un gol al descanso fue una casualidad ya que ambos contrincantes tuvieron opciones de haberse adelantado en el marcador, sellando una buena primera mitad, de ida y vuelta, y entretenida para el público.

La UD Lanzarote había remontado el partido una vez que Brad y Vladi, en el doble pivote, salieron de la maraña armada por Almeida y se hicieron con el dominio. Desde allí encontraron el camino hacia la meta rival.

Los jugadores de Adolfo Pérez siguieron intentándolo en el segundo período, ante una escuadra canariona que no se encerró, pero que sí empezó a ralentizar sus acciones de ataque.

Kennedy pudo haber marcado en el minuto 53, pero su remate desde la frontal fue muy centrado, y Óliver lo atajó sin problemas. Eran momentos en los que la movilidad de Rosmen arriba estaban propiciando segundas jugadas que caían del lado “rojillo” cuando presionaban los locales.

El buen golpeo de zurda de Miguel Gómez, procedente este año de la SD Tenisca, lo pudimos observar en el minuto 65, en un fuerte y colocado remate, algo escorado en área, que propició un balón que ya entraba junto al palo izquierdo de la portería del Arucas, cuando la oportuna mano el portero Óliver impedía el gol y enviaba la pelota a corner. De nuevo el meta sería decisivo tres minutos después, al enviar de nuevo a saque de esquina un medido disparo de Kenedy.

Eran los mejores momentos locales, con un Arucas CF que no podía pasar del medio campo ante la presión local. Pero paulatinamente también bajó el empuje “rojillo” y no llegaron más ocasiones, a pesar de las entradas de Echedey y Adrián.

Segundo empate consecutivo de los rojillos en casa, que los mantiene en zona templada de la clasificación, con ocho puntos.

Por su parte, el US Yaiza, que jugaba en Gran Canarias ante el Telde, no pudo sumar y cayó 2-0.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies