Gabriela acampa y protesta exigiendo un alquiler social que no llega

La Policía Local de Arrecife ha desalojado este lunes a una mujer que, en la antigua Recova de Arrecife, había acampado como protesta para encontrar un alquiler social ya que su familia está al borde del desahucio. Gabriela denunciaba así la situación en el alza de los precios de las viviendas de alquiler en Lanzarote y rechazaba la parálisis institucional en este asunto, algo que, como considera, la sitúa al borde del desalojo de su hogar sin opciones sociales.

Permaneció allí durante la mañana, demandando una salida a la orden oficial de desahucio que pesa sobre su vivienda, y por la que el próximo mes de junio (“el día 2”, advierte) tendría que abandonar su vivienda; tanto ella como su hija de 21 años y su madre, que sufre una discapacidad.

Los ciudadanos que durante la mañana pasaban por el lugar pudieron conocer la historia de esta mujer, y su necesidad de encontrar un alquiler. “No hay viviendas soclales”, rezaba uno de los carteles que le acompañaban durante la acampada.

Gabriela había recibido hoy las visitas de algunos de los responsables políticos de la institución arrecifeña, tanto del grupo de Gobierno como de la oposición, ya que estaba manifestándose a poco metros de la entrada a la Institución. Ninguno de ellos le habían dado una solución. Y allí continuaba.

A través de su denuncia, Gabriela se quejaba de la imposibilidad de lograr un alquiler social para personas con este problema, “porque los alquileres no bajan de los 600 euros”, se quejaba.

En la Recova, esta mañana.

Ahora acampa en la fachada del Ayuntamiento, en la Avenida

Los agentes de la Policía Local de Arrecife acudían poco después de las 15.00 horas. Le decían que ellos no discutían el hecho de que “tener una vivienda digna es un derecho”; pero finalmente han evacuado a Gabriela de la Recova, después de pedirle la documentación y advertirle de la situación irregular de su protesta en aquel recinto; una circunstancia, por cierto, que ella misma conocía desde el momento que inició la acampada, pero aquello no la desanimó.

Hoy, representantes del partidos en el consistorio, como Somos Lanzarote, han explicado que esta exigencia de Gabriela, que gana unos 700 euros al mes, “muestra la polémica cuestión de la vivienda en Arrecife y Lanzarote; un drama que se agrava con la desidia del Ayuntamiento de Arrecife y del Cabildo de Lanzarote”, apuntaban.

Desde otro partido de la oposición en Arrecife, Ganemos Lanzarote, puntualizaban que “el elevado precio del alquiler de las viviendas -sumado a la poca oferta disponible de pisos vacíos- y el auge del alquiler vacacional ya es un problema grave en Lanzarote”. 

Una vez que Gabriela fue desalojada de La Recova, ha decidido trasladarse con su caseta hasta la Avenida de Arrecife, situándose justo al lado de la sede consistorial de Arrecife, en los estacionamientos reservados para la Institución, a pocos metros de donde estaba.

También se ha sumado a la protesta otro vecino, José Carlos, quien tiene dos hijos pequeños a su cargo y al que le han cortado la luz y el agua. También protestaba por la inexistencia de alquileres sociales y la carestía de los arrendamientos. Él pudo paralizar el desahucio porque tiene menores a su cargo, pero no logra negociar un alquiler social con el banco.

Gabriela, tras ser desalojada, acampaba esta tarde en la fachada del consistorio de Arrecife.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies