La población de Canarias respira aire contaminado, según un estudio

icon-info-aire-2015

El informe anual de Calidad del Aire de la Asociación Ecologistas en Acción concluye que la totalidad de la población y la mitad del territorio de Canarias estuvieron expuestos en 2015 a unos niveles de contaminación que superan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, según señalan esta semana desde Ben Magec Ecologistas en Acción.

El informe de 2015 analiza los datos recogidos en todo el territorio nacional en 700 estaciones oficiales de medición instaladas en todo el Estado español, entre ellas las 55 situadas en Canarias.

Según los ecologistas, la coyuntura meteorológica, el repunte del tráfico, el fraude en las emisiones de los automóviles y la apuesta por las energías sucias en detrimento de las renovables, se sitúan entre las causas de un problema que afecta a la salud de la ciudadanía, “pero también a los cultivos y espacios naturales”, exponen.

En lo que respecta a las Islas Canarias, entre sus principales conclusiones, destacan los ecologistas la superación de los valores máximos de contaminación recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS); el aire contaminado afectó en 2015 a la totalidad de la población y a la mitad del territorio de Canarias.

Si se toman los valores límites establecidos por la normativa española y europea, más laxos que las recomendaciones de la OMS, según exponen, la población que respira aire contaminado por encima de los límites legales alcanzaría 900.000 habitantes, repartidos entre Las Palmas de Gran Canaria y el Sur y Norte de Tenerife.

Y la superficie expuesta a niveles de contaminación que exceden de los legalmente permitidos para proteger los cultivos agrícolas y los ecosistemas naturales alcanza 1.300 km2, la quinta parte del territorio, correspondiendo a las islas de la Palma, la Gomera y el Hierro, según el estudio.

Las partículas (PM10 y PM2,5) y el dióxido de azufre (SO2) son los contaminantes que presentan una mayor extensión y afección a la población, con especial incidencia en las Palmas de Gran Canaria y el Sur y Norte de la Isla de Tenerife. Un problema específico de Canarias es la proximidad al continente africano, que explica los elevados niveles de partículas PM10 por polvo sahariano, en todo caso perjudiciales para la salud.

Incidencia del ozono en Lanzarote

El ozono troposférico también afecta a la población, con unos niveles que se mantienen estacionarios o incluso al alza. Esto se debe al incremento de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor) durante el verano, como resultado del cambio climático. No obstante, durante el año 2015 los niveles de ozono bajaron respecto a los de 2014, de manera que sólo la población y el territorio de Fuerteventura y Lanzarote han seguido expuestos a concentraciones de ozono peligrosas para la salud humana.

Considera Ecologistas en Acción que, aunque el aumento de la contaminación del aire es consecuencia en primera instancia de la coyuntura meteorológica, caracterizada por una mayor estabilidad atmosférica, “hay señales preocupantes que advierten de que podemos estar asistiendo a un cambio general de tendencia”, apuntando a que “tras años de reducción de los contaminantes clásicos (partículas, NO2 y SO2): el repunte del tráfico por carretera (y del consumo de combustibles de automoción), el fraude en los sistemas de certificación de las emisiones de los automóviles (conocido a partir del escándalo Volkswagen) y el aumento de la producción eléctrica en centrales térmicas de carbón, petróleo y gas, a costa de las energías renovables”.

El Gobierno aclara que la calidad del aire está dentro de los límites europeos

A raíz de este Informe, la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias afirma, en un comunicado, que los niveles de calidad del aire registrados en las Islas en 2015 se encuentran “dentro de los límites establecidos por la normativa europea, y señala que el informe de Ecologistas en Acción, hecho público ayer 7 de junio, establece  una comparativa de los niveles de calidad del aire con las Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.F20160608CPTSS_calidad aire

En referencia a la información hecha pública por Ecologístas en Acción, la Consejería subraya que todos los contaminantes reseñados en el informe se encuentran dentro de los parámetros reglamentarios, salvo el PM10, cuya superación en el año 2015 se debió a los episodios de calima. De este modo, y si no fuera por estos episodios africanos, los niveles de este indicador no superaría los niveles establecidos por la normativa vigente.

Así pues, la conclusión del informe sobre la supuesta mala calidad del aire en 2015 en Canarias, y respecto a 2014, está referida a los niveles recomendados por la OMS, pero que, “sin embargo, se encuentran dentro de los parámetros legales establecidos”, apostilla el Gobierno.

El Gobierno de Canarias expone que cuenta con un sistema de gestión permanente de la calidad del aire, que dispone de una red de calidad del aire y de un sistema de evaluación y gestión. El sistema facilita la información a la web pública (www.gobiernodecanarias.org/medioambiente/calidaddelaire/) y a los agentes que intervienen en caso de superación de los umbrales de alerta de calidad del aire reglamentarios o de las referencias de activación de planes de las grandes instalaciones de combustión.

En los supuestos de superación de algún umbral de alerta de algún contaminante existen unos modelos normalizados de recomendaciones a la población. Estas recomendaciones a la población son competencia actualmente de la Dirección General de Salud Pública, explican.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies