La huella del turismo ya se nota en el entorno del Charco de Los Clicos

Dice el dicho que es bueno que haya ratones para señalar a quién se comió el queso; pero en el caso que nos ocupa, el del entorno del Charco de Los Clicos, parece claro que los ratones no son de por aquí.

Visitar estos días este emblemático espacio lanzaroteño, desde hace meses en obras sus accesos, nos desvela su cara más anárquica, con algunos visitantes que se descuelgan por un sendero “abierto” desde El Golfo; un desnivel que siempre estuvo ahí, sí, pero que se ha ensanchado en los últimos meses por el paso de más curiosos que no pueden acceder por el lado habitual.

Esta semana, precisamente cuando se anuncia el inicio de los trabajos de dragado del Charco, observamos que, aunque está prohibido, no son pocos los turistas que se deslizan por la montaña para pasear por el entorno. Y si fuera sólo eso, quedaría en un travieso paseo por la playa de Los Clicos, pero en los últimos meses se han multiplicado las figuras o palabras que, con piedras, “dibujan” algunos en la negra arena de la playa.

No es nuevo eso en la Isla de “pintar” de piedras con mensajes algunos de los apartados lugares, para que otros que lo vean desde arriban observen la “nueva obra del turista creativo”.

Pero en el espacio de Los Clicos resulta aún más impactante y grave por la sensibilidad y belleza del entorno. Qué será lo próximo, hacer grafitis en las paredes…

Por otro lado, sabemos que están en obras –paradas estos días, por ciento- pero no creemos que sea excusa para que el espacio ofrezca una cara como la que captamos en imágenes.

Los ClicosLos Clicos unnamed (7)unnamed (6) Los Clicos

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies