Investigada una mujer en Tías por coaccionar en Internet a su ex pareja

La investigada realizaba también supuestamente comentarios vejatorios e insultos a familiares y amigos de la víctima.

El Equipo Territorial de Policía Judicial (ETPJ) de la Guardia Civil de Tías ha investigado a una mujer de nacionalidad española y vecina del municipio de Tías, como presunta autora de un delito de coacciones, comúnmente denominado como “stalking”.

La investigación se inició el pasado día 9 de abril, cuando la víctima de los hechos informó a los agentes del ETPJ que alguien se dedicaba en las redes sociales a dañar su imagen, siendo acosado por teléfono con numerosas llamadas de un número oculto y con mensajes masivos a través de la aplicación whatsapp, de manera insistente y reiterada.

Además, haciéndose pasar por la víctima, la presunta autora le robaba fotos y datos de su perfil y creaba otros nuevos, suplantando su identidad y agregando a sus amigos y conocidos con la supuesta intención de dañar su imagen y honor, ya que tanto distribuía fotografías de carácter íntimo de cuando eran pareja, como realizaba comentarios vejatorios e insultos a familiares y amigos de la víctima, según detallan hoy desde la Guardia Civil lanzaroteña.

Indagaciones e identificación

De la información aportada por la víctima, la Guardia Civil sospechó desde un primer momento de una mujer con la que tuvo una relación sentimental meses antes, logrando los agentes finalmente reunir las pesquisas suficientes para determinar la presunta autoría de la detenida con dichos hechos, que fue investigada por un delito de coacciones, en su modalidad de “stalking”, añadiéndose además un delito contra el honor, en este caso injurias sobre funcionario público, dada la condición de la víctima.

Hay que recordar que a raíz del nuevo Código Penal del año 2015, se incluyó el artículo 172 ter, que define el acoso o acecho continuo como delito, definiéndolo como un acoso insistente, continuo y persistente de una persona sobre otra, de modo que altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana.

Dicho acoso se suele traducir en espiar, seguir por la calle, llamar por teléfono constantemente, enviar regalos, mandar continuas cartas o mensajes, escribir su nombre en lugares públicos y, incluso en casos extremos, llegar a amenazar con cometer actos violentos contra la víctima o sus familiares o amigos.

Dicho delito de stalking puede conllevar penas de prisión de tres meses a dos años, o multa de seis a veinticuatro meses, y las injurias vienen definidas en el  artículo 208, que define la injuria sobre funcionario público en el ejercicio de sus funciones como delito público, ya que recibió también insultos en páginas de Facebook relacionadas con su ámbito laboral, donde además fueron publicados videos y fotos íntimas sin el consentimiento del perjudicado.

La investigada ha quedado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Arrecife.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies