Investigado un conductor fugado que cuadruplicó la tasa de alcoholemia

Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil investigaban el pasado martes al conductor de un turismo, un ciudadano británico de 44 años, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir bajo lo influencia del alcohol, estando además implicado en un siniestro vial.

Los hechos ocurrieron cuando agentes del Subsector de Tráfico de Las Palmas acudieron el pasado día 27, a las 16:20 horas, al punto kilométrico 3,400 de la carretera LZ-2, en el municipio de San Bartolomé. Allí fueron a instruir las diligencias de un siniestro vial por una colisión por alcance entre dos vehículos.

Una furgoneta –conducida por el investigado- chocó contra la parte posterior del turismo que le precedía, un poco antes del desvío al Aeropuerto César Manrique-Lanzarote, con el resultado de daños materiales y una persona herida leve, según detallan desde la Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas.

Sin embargo, los agentes comprobaron que el conductor del vehículo que originó el siniestro vial huyó del lugar, comenzando inmediatamente su búsqueda en los centros de salud y centros hospitalarios insulares. El Destacamento de Tráfico contó para ello con la colaboración de las policías locales y otras unidades de la Guardia Civil.

Gracias a la colaboración de varios testigos del accidente, que se detuvieron a auxiliar a la víctima y esperaron la llegada de los servicios de emergencia, se pudo obtener una descripción física del conductor fugado, además de sus vestimentas. También decían los testigos que aquel se encontraba con síntomas evidentes de estar bajo los efectos de las bebidas alcohólicas, por su forma de hablar, el fuerte olor a alcohol a distancia y la dificultad para mantener el equilibrio, según detallan los investigadores.

Finalmente, fue localizado hora y media después en la localidad de Tías, donde previamente unos vecinos habían requerido la presencia de la Policía Local de dicho municipio para alertar de un varón tirado en la calle, con heridas.

Una vez personados los agentes que estaban buscando a la persona fugada, pudieron comprobar que se trataba del mencionado conductor, siendo además el titular del vehículo implicado en el siniestro vial previo.

Cuadruplicaba la tasa de alcoholemia

Se solicitó seguidamente una ambulancia para que atendiera primeramente las heridas que presentaba, y después requiriéndole los agentes que realizara la pertinente prueba de alcoholemia en aire expirado. El conductor, un varón de 44 años y de origen británico, dio un resultado positivo de 1,05 mg/l, siendo la tasa máxima permitida de 0,25 mg/l.

Acto seguido procedieron a informar al conductor su investigación como supuesto autor de un delito contra la seguridad vial por haber superado la tasa de alcohol en aire espirado máxima, quedando a disposición del Juzgado de Guardia del Partido Judicial de Arrecife.

Además del atestado correspondiente, fue denunciado administrativamente por dejar el vehículo abandonado en la vía, sin la señalización correspondiente, y por ausentarse del lugar estando implicado en un accidente de circulación.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies