Expertos cuestionan la capacidad de los medios para leer la realidad social

En opinión del experto mejicano en comunicación política y opinión pública, José Antonio Meyer (Universidad Autónoma de Puebla), hechos como la presidencia de Trump, el ‘Brexit’ y el resultado del referéndum sobre el proceso de paz de Colombia, demuestran que los medios de comunicación tradicionales han perdido la supuesta capacidad para leer la realidad social y generar la agenda pública, por lo que es necesaria la reevaluación del sistema comunicativo actualmente imperante.

El ponente mexicano fue el encargado de dictar este pasado lunes la conferencia inaugural del VIII Congreso Latina de Comunicación Social, que se desarrollará hasta el próximo día 9 del mismo mes en la Sección de Ciencias de la Información de la Facultad de Ciencias Políticas, Sociales y de la Comunicación de la Universidad de Laguna.

La conferencia inaugural de José Antonio Meyer llevaba por título “Construcción de agendas publicas: una reconsideración crítica desde la teoría de Agenda Setting”, y en ella se proponía la necesidad de revisar una teoría de la comunicación hasta ahora muy aceptada, la cual señala el poder de los medios de comunicación para fijar en la opinión pública los asuntos sobre los que se debe opinar o, al menos, “qué opinar sobre determinados asuntos”.

congreso-latina-inauguracion-jose-antonio-meyer

Meyer, en el congreso de la ULL.

En opinión del especialista, esta teoría de la “Agenda Setting”, formulada por MC Combs y Shaw en 1972, se ha ido desgastando y ha dado muestras de que es necesaria su revisión, sobre todo a partir de fenómenos contemporáneos como el “Brexit”, el resultado del referéndum sobre el proceso de paz en Colombia, la victoria de Donald Trump o, incluso hoy mismo, la salida de Renzi del gobierno italiano tras no lograr apoyo a su propuesta de reforma constitucional. Todos ellos se saldaron con resultados que, según el discurso general de los medios de comunicación tradicionales, resultaron sorprendentes.

El ponente señaló que quizá en el pasado la influencia de los medios podía ser mayor, pero en la actualidad han aparecido nuevos canales de comunicación alternativos e interactivos y, además, han aumentado en número e influencia las denominadas “instancias de mediación”, es decir, todo aquello que puede afectar a la audiencia: la familia, la iglesia, la universidad, los amigos, etc.

En su opinión, la lectura que los medios tradicionales están haciendo de la realidad es totalmente equivocada: “Se han centrado demasiado en la agenda política y han descuidado el discurso ciudadano. Los políticos dicen lo que creen que es correcto, los medios lo reproducen… y a la ciudadanía ya no le importa lo que dicen los políticos y, por tanto, no le interesan los medios”.

Por ello, apuntó que quizá ha llegado la hora de revisar el viejo esquema de la comunicación según el cual el emisor transmite al receptor una información a través de un canal, en el cual se ponía mucho énfasis en la entidad creadora de contenido. “Tenemos que regresar al estudio del receptor. ¿Y si la comunicación comienza en la recepción y tiene un elemento retroactivo que influye en los emisores? La sociedad es cada vez más diversa, debemos estudiarla como una gran multiplicidad y dejar de considerar que los efectos de los mensajes son iguales para todos”.

(Fuente: Comunicación de la Universidad de La Laguna).

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies