Escolares de la Isla aprenden las técnicas de reanimación cardíaca

El Instituto de Enseñanza Secundaria César Manrique acogió una jornada práctica donde un grupo de 25 alumnos han aprendido la aplicación de las técnicas básicas de reanimación a una víctima después de haber sufrido una parada cardiorrespiratoria y hasta la llegada de los servicios de emergencias.

Se trataba de una de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Gerencia de Servicios Sanitarios del Área de Salud de Lanzarote, que en las últimas semanas ha formado a más de 1.900 escolares de la isla en técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar (RCP).

La iniciativa se enmarca en el proyecto Aprender a salvar una vida, dirigido especialmente a escolares y profesores, con el objetivo de sensibilizar, entre otros aspectos, sobre la importancia de que ante una parada cardiorrespiratoria la atención sea lo más precoz posible.

alumnos reanimación cardíaca

Los profesionales del CEIP César Manrique se han ofrecido para la actividad, y entre ellos la médico intensivista Monserrat Sisón y el técnico de Emergencias Benjamín Nieves, han insistido en la importancia que tiene la presencia de un primer testigo que esté formado en reconocer una RCP e iniciar las técnicas pertinentes dentro de las técnicas de soporte vital básico para la supervivencia de la víctima.

Del mismo modo, la formación se desarrolló anteriormente en los institutos de Enseñanza Secundaria Zonzamas, Blas Cabrera, Las Salinas, Teguise y Yaiza; así como en los colegios de Enseñanza Infantil y de Primaria de Costa Teguise, Antonio Zerolo, Nieves Toledo, Los Geranios, Argana, San Juan de Haría. Además, la acción también se ha extendido a miembros de las fuerzas de seguridad y de la armada, bomberos, personal de instituciones sanitarias, de ambulancias, vigilantes de seguridad, asociaciones de vecinos, culturales, etc.

Se estima que en España se produce una parada cardiorrespiratoria fuera del hospital cada 20 minutos, ocasionando anualmente un elevado número de muertes que supera en más de cuatro veces a las originadas por los accidentes de tráfico. La mayoría de estas muertes podrían evitarse, pero generalmente el tratamiento se inicia con retraso porque no se activan los servicios de emergencias a tiempo y, sobre todo, porque la población desconoce las técnicas básicas de actuación.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies