El reloj de sol de San Roque, una joya única en el Archipiélago

En la parte exterior de la Iglesia parroquial de San Roque (1679), en Tinajo, podemos contemplar una de las joyas científicas y patrimoniales más valiosas de Canarias. El reloj solar. Según consta en una de sus inscripciones esta pieza fue colocada el 20 de mayo de 1851, por F. R. Fernández.

Más de siglo y medio después sigue siendo testigo mudo de varias generaciones, del acontecer diario y de las miles de charlas que tienen lugar bajo su viejo pero aún firme mástil.

Las iniciales F. R. Fernández corresponden a un vecino del pago de la Vegueta, marinero de profesión y que en uno de sus últimos viajes a la costa Africana, construyó el reloj en el barco y lo regaló a la iglesia de San Roque de Tinajo en 1851, según nos cuenta D. francisco Spinola que durante más de 40 años se ha preocupado de sus cuidados, encargo que le encomendó D. Tomás, tío suyo y párroco de la iglesia de San Roque desde principios del siglo XX.

reloj de sol de Tinajo

Hay otros nombres propios relacionados con esta joya, como puede ser el de D. Sebastián Jiménez Sanchez, delegado provincial de excavaciones arqueológicas quien refiriéndose al reloj allá por los años sesenta escribió una carta al párroco donde le sugiere “que el reloj lo conserven como siempre. Tal vez sea el único en el archipiélago canario. Tomé nota del mismo y pienso dedicarle un artículo en breve”.

Relojes estos condenados a desaparecer por la aparición de nuevas tecnologías, fueron durante mucho tiempo guardianes de la puntualidad de este singular pueblo campesino. Sus marcas horarias van desde las seis de la madrugada a las seis de la tarde, y cada hora esta subdividida en cuatro cuartos de hora.

Al no utilizar la enumeración romana (teniendo en cuenta la fecha de su datación) cabe pensar que ésta fue cambiada en alguna de las reparaciones efectuadas a lo largo de estos 150 años.

Según manifestaciones de D. Francisco Spinola, en los últimos años que ha mimado este Reloj, tres han sido las reparaciones que se le han hecho.

Nota: Cuando observamos la hora de un reloj de Sol, lo que medimos es la hora verdadera local, esto es, la que marca el Sol en el lugar donde estamos. No suele coincidir con la hora civil porque esta responde a criterios más económicos y políticos.

(Información facilitada por el Ayuntamiento de Tinajo)

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies