El refuerzo de la conexión eléctrica con Fuerteventura exige expropiar

cable Lanzarote-Fuerteventura

Continúa en los despachos la tramitación de la autorización del proyecto de refuerzo de la conexión eléctrica entre Lanzarote y Fuerteventura, un ambicioso plan de Red Eléctrica Española presupuestado en 14.482.573 euros. Al tratarse de un proyecto de Utilidad Pública, estos días se ha publicado la relación de propietarios de Playa Blanca y La Oliva que se verán afectados por las expropiaciones forzosas de bienes ante las obras de tendido del nuevo cable.

En esta urgente ocupación de bienes encontramos -a este lado conejero del trazado-  zonas de pastos y caminos rurales del área costera, afectando en concreto a dos parcelas propiedad del Ayuntamiento de Yaiza, una finca del Ministerio de Agricultura, otra parcela de una empresa y a otras seis parcelas cuyos propietarios se desconocen en la relación que facilita Red Eléctrica.

Los afectados sureños tienen hasta finales de noviembre para presentar sus alegaciones.

Un proyecto ambicioso

Red Eléctrica de España inició en 2014 los trabajos de investigación ambiental y geofísica en el estrecho de la Bocaina, entre Lanzarote y Fuerteventura, para esta nueva interconexión eléctrica mediante cable submarino entre las localidades de Playa Blanca y Corralejo.

Actualmente existe un cable submarino que fue puesto en servicio en el año 2005, y tiene una longitud de 14,5 kilómetros y transporta energía eléctrica a 66 kilovoltios (kV) en corriente alterna.

El refuerzo de esta interconexión con un nuevo enlace a 132 kV fue aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 6 de junio de 2014 y es una “actuación imprescindible para conseguir un sistema eléctrico más estable y robusto, promoviendo la sostenibilidad del sistema eléctrico que conecta las islas”, señalan desde la empresa.

El objetivo de los trabajos de prospección ambiental y geofísica ya realizados era estudiar una franja costera de aproximadamente 90 kilómetros cuadrados, el equivalente a 9.000 campos de fútbol, así como las correspondientes áreas terrestres hasta las subestaciones de conexión, para detectar las zonas de mayor calidad ambiental y así poder diseñar un trazado del cable que minimice los efectos en el entorno terrestre y marino.

Apunta la Red Eléctrica que este nuevo enlace favorecerá también la integración de las energías renovables en el sistema eléctrico de las islas.

Atendiendo a la notable riqueza en biodiversidad existente en ambas islas, para la Declaración de Impacto Medio Ambiental de proyecto se necesitará presentar los trabajos previstos de investigación geofísica, en los que se han cartografiado los diferentes tipos de fondo; un mapa batimétrico de alta precisión para determinar las profundidades en la zona; así como un estudio de las corrientes, la calidad del agua y de los sedimentos y el estado biológico de las comunidades de fauna y flora presentes.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies