El desprendimiento de un cable en una calle obliga a intervenir a los bomberos

Los bomberos volvieron a tensar el cable telefónico, fijándolo a la azotea.

Un cable que invadía la calzada en el municipio de Tías o una farola a punto de caer en la autovía, a la altura del CC Deyland, son dos de las actuaciones realizadas esta mañana de sábado por componentes del Consorcio de Seguridad y Emergencias de Lanzarote, en una jornada metereológicamente adversa.

El desprendimiento de un cable en el Camino de las Cuevas -una vía transversal a la carretera LZ-2- se produjo en torno a las 9:45 horas, y afectaba a la circulación de los vehículos por la vía. Los bomberos fueron alertados por la Policía Local de Tías.

Una vez allí comprobaron que el cable telefónico había caído a la calzada, obstaculizando el paso de vehículos. Procedieron a elevarlo y asegurarlo mediante cuerdas en la azotea de una vivienda, según confirman desde el Consorcio de Seguridad.

También durante la mañana del sábado, alertados por un vecino del desprendimiento de una farola en la LZ-2, los bomberos lanzaroteños acudieron a asegurar el cabezal de la luminaria con bridas y evitar así su caída a la vía. Informaron de ello al servicio de carreteras del Cabildo para la posterior reparación de la farola.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies