El aceite es el contaminante de gran parte de las aguas residuales urbanas

El Consorcio del Agua de Lanzarote inicia una campaña para fomentar el reciclado de aceites usados de cocina en la Isla. La Institución informa que vertido por el desagüe de nuestra vivienda potencia la obstrucción de las tuberías de la casa, ayuda a que se depositen residuos, provocando la aparición de organismos perjudiciales para la salud y de malos olores en el fregadero.

El residuo de aceite doméstico es en la actualidad una de las principales causas de contaminación de las aguas residuales urbanas.

También es muy negativo para el medio ambiente ya que cuando los residuos aceitosos llegan a las estaciones de tratamiento de aguas, hacen más difícil el proceso de depuración, aumentando el coste de este proceso, obligando a utilizar más productos y energía.

Se calcula que en una casa con cuatro personas se desecha un litro de aceite vegetal cada mes y a su vez un litro de aceite puede llegar a contaminar 1.000 litros de agua. El aceite forma una película en la superficie del agua que impide el intercambio de oxígeno.

La forma de reciclar aceite es sencilla colocar un fonil y un colador en una botella de plástico vacía y seca; verterlo en la botella siempre con el aceite usado frio; cuando la botella esté llena, cerrarla bien y depositarla en el Punto Limpio o contenedor de recogida selectiva de aceite usado de cocina más cercano a tu vivienda.

Con el reciclaje del aceite se cumplen varios objetivos, los directos son evitar el vertido de sustancias contaminantes al agua; mantener las tuberías y el sistema de alcantarillado limpios; y reducir costes en el proceso de depuración de las aguas residuales. Pero también se logran otros fines indirectos, muy beneficiosos como es reutilizar un residuo para fabricar un combustible menos contaminante; fomentar el desarrollo de tecnologías en España para la fabricación de biocombustibles: y todo ello genera la creación de puestos de trabajo en el área de gestión del aceite y fabricación de biocombustibles.

El Consorcio recuerda que las grasas y aceites reciclados ofrecen multitud de aplicaciones desde compostaje en la agricultura, como lubricante en las industria; o cómo base para generar ceras, pinturas, barnices, jabones, cremas, o productos de cosmética, entre otros productos.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies