Dos profesionales de la Isla, premiadas por la Asociación de Calidad Asistencial

Las profesionales sanitarias de Lanzarote, Encarna Nicolás, enfermera de Atención Primaria, y Paula Gopar, enfermera de paritorio, han sido reconocidas en estos días por la Asociación Canaria de Calidad Asistencial (ACCA) en su XII reunión anual.

La comunicación realizada por ambas y bajo el título “Humanizando la muerte y el duelo gestacional y perinatal en la Gerencia de Lanzarote”, fue la mejor valorada por el comité de evaluación y resultó ganadora de las jornadas.

El trabajo de las dos sanitarias trata de poner en valor la calidad, la ética y la humanización ante los casos de muerte gestacional y perinatal.

La comunicación, defendida en la reunión anual de la ACCA, persigue sensibilizar, motivar y concienciar a los profesionales de la salud y a los gestores sanitarios sobre la realidad de la muerte y el duelo perinatal y mejorar la calidad asistencial en estos procesos, según explican desde Sanidad.

El proyecto en el que ambas enfermeras vienen trabajando desde hace años trata de visibilizar la muerte perinatal y gestacional como una experiencia traumática e impactante para las familias y también para los profesionales. Así mismo, subrayan que el papel del personal sanitarios y la atención que prestan puede resultar determinante en el proceso de duelo.

Caja de recuerdos

La metodología que han seguido las dos autoras de la comunicación se basa en tres ejes fundamentales: la formación de los profesionales a través de sesiones de sensibilización, previstas tanto en Atención especializada como en Atención Primaria; la puesta en marcha de acciones encaminadas a elaborar el duelo y otras de carácter innovador como la creación de un espacio de reflexión con los profesionales de carácter multidisciplinar; y la inclusión de la muerte perinatal como criterio de atención en el Programa de Atención al Puerperio en Domicilio de las matronas de Atención Primaria.

Una de las acciones propuesta por ambas enfermeras en su ponencia para abordar el proceso del duelo es la caja de recuerdos que ayude a crear memorias del hijo o hija fallecido, en la que se puede incluir la impresión de huellas, la pulsera, el cordón, el gorrito y el colgante con estrella.

A lo largo de 2019 han desarrollado distintas sesiones y talleres para mejorar el acompañamiento ante estas pérdidas, en distintos servicios, dirigidos a profesionales de todas las categorías.

Humanización

Tanto Encarna como Paula consideran que a través de este trabajo han conseguido formar un equipo multidisciplinar con más conocimiento sobre el tema, lo que les aporta mayor seguridad y mejora la calidad asistencial, convirtiéndose en “profesionales que han adquirido mayor conciencia y una nueva mirada ante estos casos, y que tienen más en cuenta los tiempos, brindan oportunidades para la despedida y la creación de memorias”.

Entre las conclusiones de la comunicación se señala que “se está abriendo un camino de humanización y toma de conciencia que esperamos contribuya también a la mejora de la calidad asistencial en general y a la humanización de cualquier proceso al final de la vida, sea cual sea la edad del que muera”, apuntan en el documento.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies