Científicos de la Reserva de la Biosfera creen que hay que cambiar prioridades

En este comunicado público que reproducimos, seis miembros del Gabinete Científico que asesora a la Reserva de la Biosfera de Lanzarote hablan de solidaridad con los que peor lo pasan en esta crisis sanitaria y económica, pero también miran hacia el futuro de la Isla…

“Ante los efectos devastadores que está suponiendo la actual crisis sanitaria, provocada por el nuevo virus COVID-19, prácticamente extendido por todo el planeta, el Gabinete Científico, órgano asesor de la Reserva de la Biosfera de Lanzarote, quiere mostrar su solidaridad con la sociedad de Lanzarote, en especial con las personas afectadas por la enfermedad y con todas aquellas que han perdido su empleo tras el parón de la actividad turística, principal motor económico de la isla.

La excepcionalidad de esta crisis planetaria, a diferencia de otras, es que los gobiernos de todo el mundo han tenido que escoger entre la vida humana y la economía. Y, por primera vez, las personas pasan a estar por encima del pulso de la coyuntura económica. Se ha priorizado la vida y se han tomado medidas para garantizar las necesidades básicas de la población: asistencia sanitaria, alimentación y vivienda.

Esta crisis sanitaria también ofrece testimonios valiosos de solidaridad y reconocimiento a sectores laborales esenciales que nunca antes fueron tan valorados como lo son hoy en día.

El virus ha mostrado la extrema vulnerabilidad de la economía insular, excesivamente volcada en el sector turístico. La reacción social e institucional, y la crisis económica resultante, abren un periodo en el que el sector aéreo-turístico se contraerá. Por ello, el Gabinete estima muy conveniente recuperar la visión estratégica e innovadora planteada por César Manrique y Pepín Ramírez para la isla, que se mostraba a contracorriente del turismo masivo de sol y playa, hoy en regresión.

Tanto el Cambio Climático como el Covid-19, tanto una emergencia como la otra, indican que es necesario impulsar el cambio hacia un modelo socio-económico más en sintonía con el patrimonio natural y cultural de la isla y, por ende, más humano y menos expuesto a riesgos.

Un modelo que fije como prioridades los derechos laborales y la calidad de la vida de la población, el uso sostenible de los recursos naturales y del paisaje, y la inversión para transformar la economía y la cultura hacia los recursos propios, la cooperación y la defensa del interés general.

¿Se invertirán otra vez las prioridades cuando pase la pandemia volviendo a las andadas? ¿O se mantendrán las nuevas?

En este sentido, creemos que el siguiente paso debería centrarse en mantener y ampliar estas nuevas prioridades, en el cuidado de nuestra morada común, la isla de Lanzarote y, a nivel global, del planeta Tierra del que formamos parte, promoviendo para ello las reformas mentales e institucionales que aseguren dichos criterios acordes con la filosofía de las Reservas de la Biosfera del Programa MaB de la UNESCO.

Desde el Gabinete Científico de la Reserva de la Biosfera de Lanzarote queremos contribuir a ello, sin olvidar que esta isla ha sido a menudo pionera en marcar su propio camino.

Con todo, en estos momentos críticos queremos transmitir un mensaje de ánimo a la población desde la certeza de que, pese a las dificultades, Lanzarote, como tantas veces lo ha hecho a lo largo de su historia, volverá a recuperarse y lo tendrá más fácil que otros territorios”.

(Comunicado del Comité Científico de la Reserva de la Biosfera de Lanzarote. Rubricado por Antonio González Vieitez, Enma Pérez Chacón Espino, José Antonio Martín Pallín, José Manuel Naredo Pérez, Lázaro Sánchez Pinto y José Luis Rivero Ceballos. Abril 2020).

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies