Carlos Manrique: “Me pregunto cómo sería Arrecife si le hubiésemos hecho un poco más de caso”

Carlos Manrique Cabrera estuvo acompañado en la mesa presidencial por la alcaldesa de Arrecife, Astrid Pérez, entre otras autoridades locales.

Muestra Carlos Manrique Cabrera esa soltura que dan los años, y el gesto sereno de quien gusta de sumar experiencias a la mochila vital, esa que nunca dejas de alimentar si disfrutas del camino.

Ayer miércoles lo pudimos ver como pregonero de los festejos de San Ginés Obispo en la capital lanzaroteña. Fue un pregonero atípico, porque dejó en su hijo Eduardo la responsabilidad de leer su pregón: tenía un problema en un ojo, comentaba.

Por cierto, César Manrique Cabrera es hermano del insigne artista conejero César Manrique (1919-1992). Él dijo sí a la invitación del Ayuntamiento de Arrecife y regaló a los arrecifeños poco más de 10 minutos de anécdotas para conocerlo un poco mejor. Lo bueno, si es breve, dos veces bueno.

Don Carlos tiene 94 años. Antes de la lectura reconocía que era un honor estar allí y representar a su hermano -“quien ha sido el artífice de todo esto…”- y a su familia. A título personal añadía: “A mis 94 años, qué les puedo contar; que lo he pasado muy bien. Y que Arrecife es una ciudad encantadora”.

Su hijo Eduardo Manrique era el encargado de leer el pregón ideado por Don Carlos.

Entonces llegaba su relato en torno a los recuerdos de juventud en las fiestas de San Ginés, un paseo por la memoria desgranado textualmente por Eduardo Manrique.

“Yo ya no estoy para muchos trotes a mi edad (…). Y mi mejor recuerdo de las fiestas eran sus bailes y asaltos en las tres sociedades (Democracia, Casino y Torrelavega) de Arrecife. Me gustaba mucho bailar, así que no me detuve mucho en los ventorrillos y en la ruleta de la suerte, por decir algo.”, eran algunas de las primeras frases del pregonero.

El Charco de San Ginés

Matizaba luego Manrique Cabrera que “siendo sincero, tampoco fui muy devoto de misas y procesiones para honrar al patrono de la ciudad, cuya figura se dijo que apareció siendo yo crío en las aguas sucias de El Charco. Y ya ven ahora en qué se ha convertido este espacio: nada menos que en el corazón y en el alma de Arrecife gracias a la visión de César… A veces me pregunto cómo sería Arrecife si le hubiésemos hecho un poco más de caso”, sentenciaba cuando nos contaba sus vivencias en el entorno urbano donde creció.

Habló Manrique de la primera exposición de acuarelas de su hermano César; de cómo empezó a estudiar de aparejador y de inmediato conoció su vocación artística; o de cómo recordaba los encuentros de bandas musicales en el antiguo quiosco, o sus baños de juventud en la “playa del carbón” junto al Castillo de San Gabriel de la ciudad.

Autoridades civiles y militares acudían a la lectura del pregón de los festejos de la ciudad.

Pero entre sus aficiones personales destaca una: la de conducir. “Me gustaba escuchar a los tocadores, me gusta la fotografía y, sobre todo, me gusta conducir. A veces creo que el anuncio ese de “¿Te gusta conducir?” lo hicieron para mi”.

Don Carlos Manrique Cabrera se dedicó durante años a trabajar como agente comercial, como lo hacía su padre. Y de entre las obras arquitectónicas de su hermano subrayaba su preferencia “por el Mirador del Río”.

Entrañable Caleta de Famara

Del pregón de Don Carlos habría que subrayar el especial cariño que guarda de las jornadas familiares en Caleta de Famara (Teguise), donde su padre había comprado un solar junto al mar. “Esa casa marcó mucho la vida de la familia; y allí hemos vivido momentos inolvidables. La Caleta fue decisiva en la obra artística y en la inspiración de César”, dijo.

Ya en la recta final de su intervención, pidió que las autoridades e instituciones encontraran el consenso necesario para que conservar la obra de su hermano. “Pido a las autoridades que cuiden su obra, y a nosotros que sigamos su compromiso de conservación. Y en esto la Fundación (César Manrique) es ejemplar. Es la única manera de mantener su legado”.

Intervenciones de Astrid Pérez y Nova Kirkpatrick

En el pregón que abría los festejos de la capital lanzaroteña, la concejala de Festejos, Nova Kirkpatrick, reconocía que era un “honor” estrenarse en estas competencias desde la organización: “Son unas fiestas queridas para todos y todas, y se realizan sólo con el objetivo que los vecinos y quienes nos visitan disfruten de una ciudad rica por sus rincones, por su mar y por su tradición”, exponía. Recordó al público que ellos eran “los actores principales de esta fiesta”.

Algunos de los ediles arrecifeños y la presidenta insular estuvieron junto al pregonero.

Por su parte, la alcaldesa Astrid Pérez quiso ofrecer el perfil más personal del pregonero, haciendo mención a su familia, “que vivía cerca de allí, en el Charco de San Ginés”; y recordando a sus padres, Gumersindo y Francisca, o a sus hermanos César, Amparo y Juana.

Para la primera edil de la capital, “Arrecife debió transformarse hacia el turismo”, y en ese cambio encontró un apoyo inestimable en el universal artista conejero, quien “defendió los valores y arquitectura que aún perduran en este pueblo marinero”.

Se acordó la alcaldesa de varias efemérides que pueden ayudar a cimentar aún más la identidad de la tercera capital de Canarias: el 150 aniversario del primer libro de mandatos de la Parroquia de San Ginés, y los centenarios de los nacimientos de personajes determinantes en la historia contemporánea insular como José Ramírez Cerdá y el propio César Manrique.

Acabó Astrid Pérez refiriéndose que estas figuras y proyectos que abanderaron como un acicate en los que se inspire su grupo de Gobierno y busque “hacer un Arrecife mejor, construyendo ciudad y respetando nuestra esencia manrriqueña”, manifestó antes de invitar a los lanzaroteños/as y arrecifeños/as a disfrutar de las fiestas de San Ginés Obispo.

TEXTO Y FOTOS: SINDO HERNÁNDEZ MACHÍN.

No Responses

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies