Canarias mira a Europa en medio de la ola migratoria por la llegada de pateras

“Aunque parece una obviedad, hay que recordar que Canarias es frontera Sur de Europa, y por tanto, las políticas de atención y actuación ante el fenómeno migratorio también deben ser europeas”. Así lo manifestó la consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, en el transcurso de la reunión telemática que mantuvo ayer con la directora general de Migración y Asuntos de Interior de la Unión Europea, Monique Pariat.

La consejera trasladó a la representante de la Comisión Europea la actual situación que se vive en las Islas y trasladó algunos datos relevantes para demandar una respuesta europea.

Durante el pasado año, llegaron 2.371 personas y en lo que llevamos de año, 9.123 inmigrantes, es decir, un 285% más que el año anterior y aún nos quedan dos meses y medio para terminar el año”, indicó Santana, quien matizó que “vuelven a llegar embarazadas, 46 este año, frente a ninguna del pasado año”.

Un incremento del 240% de menores

En relación a la situación de los menores extranjeros no acompañados, que son competencia directa del Ejecutivo canario, Santana indicó que se solicitó de la Unión Europea el destino de “fondos específicos para la atención de los menores inmigrantes no acompañados, tal y como se establecieron en el periodo 2010-2014 y que no se han vuelto a renovar”.

“Es necesario contar cuanto antes con estos fondos”, aseguró Santana, quien recordó que mientras hace un año, Canarias contaba con 359 menores tutelados, esta cifra es hoy de 1.202. “Es decir, el número de menores extranjeros que han llegado en pateras hasta las islas Canarias se han incrementado en un 240%”, detalló.

Dijo que la llegada continuada de menores extranjeros ha exigido al Ejecutivo canario la puesta en marcha de un total de 14 dispositivos de emergencia en los últimos nueve meses, al estar la red de acogida completamente llena y no contar con plazas disponibles.

“Hasta ahora, hemos dado una respuesta digna a esos menores. Pero es verdad que necesitamos colaboración”, indicó. “El Gobierno canario está haciendo frente a este incremento en solitario y con fondos propios. Por tanto, pedimos esa colaboración porque este no es solo un problema de Canarias, es un fenómeno al que le tenemos que dar respuesta de forma común como país, por ejemplo, facilitando el traslado de estos menores hacia otras comunidades autónomas donde no exista una presión migratoria y como comunidad Europea, contando con los fondos necesarios para una atención digna donde la protección de la infancia y el respeto a los derechos humanos sea lo primero”, enfatizó la consejera.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies