860 agricultores esperan para acceder a la compra de productos fitosanitarios

La normativa que obliga a los establecimientos que venden productos fitosanitarios a exigir a los compradores y usuarios el carné de manipulador ha disparado las solicitudes de formación de los agricultores lanzaroteños, y saturado la capadidad de la administración insular.

Lo confirmaba esta mañana el consejero insular agrícola, Antonio Morales, quien apuntaba que “se han tramitado más de 350 solicitudes de duplicados y renovación de estos carnés; y desde la aplicación de la norma el Cabildo está intentando dar respuesta a los más de 860 interesados en obtener este carné”.

Morales reconoce que “la demanda registrada en la administración pública supera las posibilidades reales del Cabildo de poder expedir todas las licencias de capacitación por el sistema de evaluación” ya que existe un límite en el  número de alumnos máximo por curso, exigido por la Comunidad Autónoma.

Es por ello que el Cabildo de Lanzarote se ha dirigido a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, concretamente a la Dirección General de Agricultura, para trasladarle la problemática generada en la Isla con la aplicación del Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre.

Solicitan más cupos en los cursos

En diciembre del pasado año, apuntan, el Cabildo impartió cuatro cursos y tiene programados desde enero a marzo de este año otros siete.

Además de esto, la Consejería que dirige Morales señala que se ha coordinado con otras entidades formadoras de la isla para que a través de estos otros centros de formación informen a las cerca de 900 personas inscritas en La Granja Agrícola Experimental de la posibilidad de realizar esta formación obligatoria también en estas entidades autorizadas para expedir dicho carné de manipulación.

“A esta alta demanda, se suma también el nivel de exigencia y complicidad de las evaluaciones, siendo en un gran porcentaje productores y agricultores de edad avanzada y sin estudios o, en algunos casos, con dificultades para la lectura y escritura, lo que les impide la obtención de esta capacitación mediante el sistema de exámenes escritos”, detalla el consejero.

Esta situación ha sido puesta en conocimiento también de algunos parlamentarios de la isla de Lanzarote que de manos de Migdalia Machín (CC) ya ha trasladado esta problemática, vía pregunta parlamentaria, al consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero.

Asimismo, con el fin de regularizar esta situación en el primer semestre del año, ya que de lo contrario -según afirman tanto el consejero como la parlamentaria nacionalista en su exposición de motivos- “corremos el riesgo de que estos agricultores abandonen sus fincas con el consiguiente deterioro del paisaje agrario, tan singular que tiene esta isla”, se solicita al Ejecutivo regional que, de manera excepcional, “permitan aumentar el número de alumnos por curso hasta 40; autorizar la realización de exámenes orales para personas que tengan dificultad con la lectura y escritura; y autorizar la realización de exámenes por parte del personal del propio Cabildo, o de la propia Consejería regional, que se desplazaría a Lanzarote con el fin de poder dar cobertura a un mayor número de solicitudes y realizar un examen por curso”, explica.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies